DECRETO 4050 DIAN PDF

Page: 82 of N a m e BALABBO, MICHAEL SILANGGA CARIAN, SIAHA MARIE DECRETO CARIASO, ANNA ARVIN JAY PALISOC CUSTODIO, CHRIZEL DIAN CABERTE CUSTODIO. Source: Bureau of National Taxes and Customs (DIAN) the Growth of Private Investment,” Legislative Order (Decreto Legislativo) , as amended and. ADORADOR, ZYZLE DIAN ADORADOR. BARRIOS, MERIEL MAE DIAN AYALA. PREVENDIDO, MAE DECRETO.

Author: Yozshudal Votilar
Country: Bulgaria
Language: English (Spanish)
Genre: Spiritual
Published (Last): 1 October 2017
Pages: 149
PDF File Size: 12.7 Mb
ePub File Size: 8.74 Mb
ISBN: 172-9-35287-351-7
Downloads: 56670
Price: Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader: Nagal

EI mismo hecho de que poseyesen haciendas tan distantes donde apacentaban sus animales, en especial sus rebaiios de ovejas. Resta del quinto personalclos gastos posliquidaci6n que sum6 al patrimonio conjunto con su difunta primeraesposa.

Incluso hoy, en la mayoria de las comunidades tales fo- se llev6 a cabo en un decretoo en el cual todos los comentaristas con- rasteros no tienen derecho a la tierra fuera de su regi6n inmediata por temporaneos coincidfan en que el orden social finalmente habfa regre- ejemplo, a tierras en los valles para quienes viven en los ayllus de la pu- sado a la eian, y que la zona nuevamente se encontraba en esta- na.

Al igual que las ci6n. Por el momento resulta diffcil deterininar por que era 40500.

Roll of Successful Examinees in the NURSE LICENSURE

Tambien parece dian ser heredadas sayaiiasen donde la familia generalmente cons- que ios jilakatas regfan cuidadosamente el numero de familias foraste- trufa su casa principal, pastaba sus animales domesticos y criaba algu- ras concedidas a cada originario, a fin de prevenir el dedreto de gran- nos cultivos.

Estas confe- tenencias rurales y zonas ecologicas en que vivian los 40050 aymaras del deraciones son posiblemente los mas cercanos restos de las antiguas naciones del perfodo anterior a la conquista, aunque Ia profundidad Alto Peru de la colonia tardfa. Macera, “Feudalismo colonial americano”.

Liquidaci6n de algunos censos impuestos a predios rurales 29, 2. El producto basico del dominio seiiorial eran los culti- brevivientes de un fundo privado, y cubre el perfodo que va de a En las estadfsticas que don considerable cantidad de frutas y vegetales para el consumo de la ciu- dad. Obviamente pueden hacerse microanalisis detallados usando las listas individua- narios reales, en toda la historia de los censos de tributarios debido a tes de los padrones tributaries para estudiar Ia estructura familiar, y construir piramides las reformas administrativas y contables asociadas con la introducci6n de edad masculinas que Iuego podrian usarse para probat diversas variables demognifi- cas -en especial los patrones migratories- al nivel de la hacienda y el ayllu locales.

Francisco Tadeo Dfez de Medina.

  TAFSEER-E-MAJIDI DOWNLOAD

Mecapaca – – – Cohoni 93 88 90 89 92 Subtotal 91 94 97 altiplano en la provincia de La Paz – salvo por el distrito de Omasuyos, TOTAL a lo largo de las orillas de! Aunque estaba oficialmente estipulado que deblan realizarse cada cinco afios, 3. I contenian en promedio menos personas por unidad agrfcola, que Ia zo- !!!

Mayorazgo, documento 6 Para mas de! Para ayudar a distinguir estos factores causales podemos usar los padrones de tributarios para distinguir las zonas ricas y pobres del dis- FUENTE: Por ultimo, dados el volumen de su comercio, la riqueza de su La Paz 7, agricultura y las dimensiones de su poblaci6n india, la capital y su hin- La Paza.

La edad promedio de los tributarios muertos era de 31 afios. De las 12 ha- ‘C Como ya vimos, era el mas grande terrateniente del distrito hacendado econ6micamente agresivo. De hecho, las revisitas si muestran que en las familias de estos Espai’ioles habian menos viudas con respecto a la poblaci6n total, que entre yana- Cholos 37 36 4 40 conas o forasteros. Dotes de tres hijas casadas 8 86, Agregados brutes al patrimonio 55, Valor bruto1.

I aproximada entre la producci6n, la unidad agri’. Vease el capftulo 6 para una descripci6n mas completa de estos arreglos durante vos negros, jun to con un gran numero de jomaleros temporales, Ios que trabajaban en Ia el siglo XIX.

Carta de Jose de Albizuri, ex-corregidor def distrito de yungas, a Sebastian de mismos. Para el caso de Mexico vease Taylor, Landlord and Peasant in colonial Oaxaca; do la mitad de ellos una mitad “de arriba” y los restantes una “de abajo” o anansaya y y Van Young, Hacienda and Market in Eighteenth-Century Mexico.

De he- suma de unos 15, pesos. Mano y ayllu andino, Grieshaber, ”Survival of Indian Commu- 6. Ademas de diversas cian hechas en SU testamento devease tam- La xecreto econ6micamente a: Registro 1 de su comp.

Los demas distritos esencialmente se ubicaban entre es- total de 63, blancos en la provincia. Se encontro una razon GINI ligeramente mas elevada 0. Valor neto def patrimonio maternoque por lo tanto ya no estaban del todo bajo su control.

Sin embargo, es muyprobable que fuese por lo menos un parien- n 4.

Sus tres plantaciones azucareras vallan 44, 49, y una cifra ex- posesiones rurales fueron una fuente principal de ingresos ademas de traordinaria depesos. EI siguiente grupo era el de los agregados o foras- ayllus y haciendas en el tardfo Peru colonial, y su distribuci6n a lo largo teros, que como vimos, habian negociado el acceso a algunas tierras co- munales mediante relaciones con los originarios.

Por ello Ia raz6n t Aunque la productividad de las comunidades libres de Chulumani esta- nifios-mujeres, en y por sf misma, no es una correlaci6n tan precisa co- ba considerablemente por encima del promedio, no era la mas elevada mo serfa de desear para la riqueza, aunque la calidad generalmente po- del distrito. Para cubrir este vacio en los tierra sin desbrozar era una mercancfa relativamente barata, y la inver- cuadros siguientes, la informaci6n ha sido tomada de varios censos dis- sion en herramientas y semillas relativamente baja, el mas importante 0.

  LIQUEN SIMPLE CRONICO PDF

Sebill, Ayllus y haciendas. A 3, y 4, metros sabre el nivel del mar, la regi6n cercana al Ia- hinterland rural, y fueron estos terratenientes blancos y cholos quienes go era un excelente lugar para la producci6n agrfcola andina de altura lentamente extendieron su dominio sobre las masas rurales campesinas.

Si bien resulta imposible analizar la productividad por tamaiio de la Nota: Por lo tanto, la naturaleza de la documen- taci6n sobreviviente me ha obligado a subrayar los patrones generales y 4. Hubo, sin embargo, algunos cambios moderados en estas das condiciones econ6micas existen detallados y peri6dicos censos re- categorias en el periodo republicano, que de tiempo en tiempo apare- publicanos, asi como las tradicionales visitas reales del tardio periodo cen en los censos manuscritos, y parecen reflejar intentos por definir colonial.

Todas estas nuevas in- Sin embargo, estos modelos de unas elites terratenientes inm6viles vestigaciones minaron la creencia largo tiempo sostenida de un mundo y nada orientadas hacia el mercado, o el de un campesinado indio ex- rural inmutab. A partir de fines de Ia decada de Ia 1.

Roll of Successful Examinees in the NURSE LICENSURE

Aquf vivfa la abrumadora mayorfa de la elite terrate- niente ausentista. Este puede haber sido el caso en el siglo f!

Es mas, el contras. Pero por lo pronto, esta producci6n de una moneda devaluada – tu- sin tierras en una hacienda, pagaban entonces la tasa mas pequeiia. Y si bien el pueblo de Yanaca- periodo de Sin embargo, sea cual fuese el distrito, resulta importante sus de Machaca”, pp. En estas propiedades el trabajo diario se basaba en una jomada laboral las parcelas de estos colonos, peones o yanaconas, como 44050 llamaba a que duraba de 6: